Vacaciones con NIÑOS en Galicia

       

¿Estás planeando tus vacaciones con los niños y has pensado en Norte de España? Pues estas de enhorabuena!! Porque tenemos todos los consejos que necesitas para disfrutar de unos días de descanso en familia y conocer Galicia.

Vacaciones con NIÑOS en Galicia

.

En nuestras últimas vacaciones pusimos rumbo a Galicia, un tour que hicimos cuando Alejandro tenía un añito recién cumplido.  

El trayecto lo hicimos en coche lo cual tenía la ventaja que podíamos parar a descansar las veces que quisiéramos, además de la libertad de horarios que se dispone. Nosotros seguimos estas recomendaciones de seguridad antes del viaje:

.

  1. Importante tener a punto el vehículo, la presión de hinchado de las ruedas y la sillita homologada para menores de 12 años correctamente instalada.
  2. Es muy importante realizar paradas cada dos horas para descansar, lo cual nos permite estirar un poco las piernas, comer algo y atender a los pequeños adecuadamente.
  3. Llevar una muda para los niños. Si es un viaje lo suficientemente largo y en las fechas que estamos, pueden sudar y/o mancharse, y es muy recomendable llevar ropa ligera en el viaje que puedes adquirir fácilmente en cualquier tienda online de ropa infantil.
  4. Planificar el viaje y las rutas con suficiente anterioridad es una estupenda forma de  anticiparnos a ciertos imprevistos. Nosotros viajamos con un GPS, pero en caso de no disponer del mismo es recomendable portar un mapa. Además, no hay que olvidarse de llevar algo para entretener a los niños durante el viaje (juguetes, algún video, etc) y que no entretengan al conductor.
  5. Para terminar, trata de llevar contigo materiales para curas, analgésicos, protección solar, repelente de mosquitos y lo que creas necesario según tu viaje.

.

.

¡¡Empezamos!! En Galicia hay miles de excursiones posibles, por lo que seguro que cualquier opción es buena. Nosotros nos decantamos por combinar ciudad, playa y montaña, de esta manera podíamos conocer mejor esta tierra. En este post os voy a contar nuestro tour de quince días de duración con salida desde Valencia y además os recomendaré hoteles y lugares chulos para visitar con niños.

Puesto que teníamos muchos kilómetros por delante, decidimos hacer la PRIMERA PARADA en la Puebla de Sanabria, un pueblecito con mucho encanto de la provincia de Zamora que destaca por su Castillo, su plaza mayor, sus calles y el famoso lago, y es que a pesar de tener tan solo 2.000 habitantes, es uno de los pueblos más turísticos de la zona con parada obligatoria. Llegamos a la hora de comer y nos hospedamos en el Hotel Parador.

Su impresionante Castillo es lo primero que se ve desde la autovía. Se trata de una fortaleza que se encuentra situada en la parte más alta del pueblo. Os recomiendo visitarlo, pues se trata de uno de los castillos mejor conservados de España. Como hay bastantes escaleras dejamos la sillita de paseo en la entrada (la controlan los vigilantes) y lo visitamos con Alejandro en la mochila de porteo. A escasos metros del Castillo se encuentra la Plaza Mayor, en ella podemos visitar la Iglesia de la Virgen del Azogue, el Ayuntamiento y recorrer sus bonitas y magnificas calles observando como sus casas están construidas en piedra, con puertas y ventanas de madera, tejados de granito, balcones con flores y elementos ornamentales. En definitiva, es un pueblo para pasear, desconectar y perderse en la tranquilidad. Perfecto para ir con niños, pero también para parejas.

.

  

 

 

Al día siguiente,  por la mañana fuimos a visitar el Lago de Sanabria, donde se hacen cruceros fluviales y después de comer, pusimos rumbo a nuestro siguiente destino.

.

SEGUNDO DESTINO, Pontevedra. Llegamos sobre las 19:00 horas y no hospedamos en el Hotel apartamentos Dabarca. Lo que más no gustó de este alojamiento fue la ubicación. Está a pocos metros de la Alameda, paseo donde empieza la ruta turística por el casco antiguo. Como buscábamos tranquilidad, pasear sin prisas y no coger el coche, estuvimos dos días conociendo la ciudad.

QUE VER EN PONTEVEDRA CIUDAD

Todo el casco antiguo es precioso, mucho más bonito de lo que me imaginaba. Fue declarado conjunto histórico en el año 1951, siendo uno de los cascos antiguos mejor conservados de Galicia. Es muy agradable dar un paseo por sus calles peatonales y plazas,  observando su belleza, disfrutando de su ambiente, cenando en sus tascas y disfrutando de su gente.

Pontevedra destaca por sus edificios, sus calles y sus plazas. Os Recomiendo visitar las Ruinas de Santo, los Jardines de Vincenti, la Iglesia de Peregrina, la Plaza de la Leña, Plaza de Ferrería y al lado, la plaza Ourense, la Plaza de Mendez Nuñez, la Plaza de las cinco calles, donde se localiza la casa de piedra donde vivió el popular escritor gallego Ramón Mª del Valle Inclán, la Rua dos arcos y el Teatro Principal entre otras tantas cosas.

EXCURSIONES DESDE PONTEVEDRA

El quinto día nos levantamos temprano y fuimos por la mañana a la playa de Silgar en Sanxenso. Comimos en una terracita con vistas a la playa y por la tarde estuvimos de compras. Hay unas tiendas de ropa preciosas en el paseo. Imaginaros!! No pude resistirme a comprarme algo 😄

De la playa, lo que más me llamó la atención fue su arena fina y blanca y lo limpio y ordenado que estaba todo, aunque el agua bastante fría... La mañana que fuimos no estaba muy colapsada de gente, por lo que estuvimos genial. Lo peor, el aparcamiento, aunque después de tres vueltas tuvimos suerte y aparcamos a dos minutos andando del paseo marítimo.

.

  

.

Por la tarde pusimos rumbo a la Isla de la TojaA esta isla se llega en coche cruzando un puente que une O Grove con La Toja. Tenía muchas ganas de visitarla, pero personalmente me quedé bastante desilusionada. Han construido mucho y ha perdido encanto… Puedo decir, que lo que más me gustó fue el color del agua a la entrada de la Isla.

.

.

El sexto día, fuimos por la mañana al Parque natural de Carreirón en la Isla de Aurosa. A esta isla también se llega en coche.  El parque natural lo hicimos llevando a Alejandro con el carrito. Cierto es que había tramos con un poco de dificultad (arena de la playa, raíces de árboles y piedras) pero con el carrito Bogaboo no tuvimos ningún problema. Lo pusimos con 2 ruedas y pudimos hacer el recorrido.

Este parque simplemente me EN-CAN-TÓ, completamente recomendable un “must” en tu viaje a Galicia. Sus playas vírgenes, su arena fina y muy, muy blanca, su naturaleza, el color de sus aguas y la paz que se respira lo hacen un lugar para perderse. Recomiendo ir temprano para aparcar cerca de la entrada y que no esté saturado de gente para recorrerlo sin prisas y disfrutar del lugar. Además, al hacerlo andando e ir con un niño, es mejor evitar las horas fuertes de sol.

.

 

 

 

.

A las 13:00 pusimos rumbo a  Cambados. Quisimos conocer más la región del Albariño y fuimos por carreteras secundarias para ver los viñedos en espaldera. Al llegar comimos en el Parador (al lado está la oficina de Turismo). Después de reposar la comida paseamos por el pueblo e hicimos una visita guiada al Pazo de Fefiñans (visita a bodega Gil Armada y cata de vinos Albariño). Esta visita la recomiendo mucho.

Pincha aquí para ver otras cosas de interés turístico en Cambados.

.

Foto Concello de Cambados

.

El séptimo día hicimos por la mañana la Ruta de piedra y agua visitando la Aldea Labrega. El trayecto es muy bueno, por lo que no tuvimos ningún problema para hacerlo con carrito de paseo.

 

 

 

Por la tarde, de vuelta a Pontevedra pasamos por el Monasterio de Armenteira y Combarro. El Monasterio está en un entorno muy bonito pero sino lo hubiéramos visto, tampoco hubiera pasado nada. Combarro en cambio sí que me gustó. Es un pueblecito pesquero muy pintoresco, que llama la atención porque su casco antiguo está repleto de números cruceiros, casas mariñeiras y hórreos. La paz y la tranquilidad se respira en este precioso pueblo marinero que te transporta a otra época.

.

 

 

Quizás muchos echéis en falta la visita a la Islas Cíes. Pinchando aquí os pongo el enlace a toda la información. A nosotros nos aconsejaron no ir con un bebé de un año. No llevábamos sombrillas y tendríamos que estar prácticamente casi todo el día en la playa (a esta playa se va en Ferry). Por lo que iremos cuando Alejandro sea más mayor.

.

TERCER DESTINO: Era nuestro octavo día de vacaciones y poníamos rumbo a Santiago de Compostela. Pontevedra me había gustado mucho, pero recuerdo que echaba en falta el color verde oscuro, los acantilados, el monte y la vegetación densa. Cosas que encontraría en la provincia de A Coruña.  En el trayecto hacia Santiago de Compostela hicimos una parada en Catoira para ver Las Torres del Oeste (restos de una fortificación situada estratégicamente a las orillas del río Ulla). Aparcamos el coche en el parking y fuimos con Alejandro en la mochila. Es un sitio curioso, pero nosotros paramos porque nos pillaba de paso. No aconsejo desviarse a propósito para verlo.

 

 

.

En Santiago de Compostela no hospedamos en el Hotel B-Nor (abajo, en el resumen enlace a la página y pequeña descripción).

QUE VER EN SANTIAGO DE COMPOSTELA CIUDAD

Por la tarde fuimos al casco antiguo y estuvimos paseando y cenando en una de sus muchas y agradables terracitas.  Al día siguiente también estuvimos recorriendo la ciudad, queríamos callejear y visitar monumentos, entre ellos, la Catedral, la Plaza de Obradoiro, Plaza de las Platerias, la Colegiata, Arco de Mazarelos, Paque de Galeras, Pazo de San Lorenzo, etc.  Pincha aquí para más información.

Santiago nos  encantó. Una ciudad muy bonita, cultural, con mucho ambiente (turismo tranquilo) y muy buena gastronomía (recuerdo los chuletones que comimos 😋)

EXCURSIONES DESDE SANTIAGO DES COMPOSTELA

El décimo día visitamos por la mañana las localidades de Muros y Noia, unos pueblecitos pesqueros muy bonitos. Personalmente, de los dos me gustó más Muros, tiene algo que enamora.

Comimos en Casa do Tella e Rosalia, en Porto do Son, un lugar muy recomendable si vas con niños. Muy buena cocina (pescado y marisco fresco) y terraza interior. Y después de reposar la comida, fuimos a Castro de Baroña, un asentamiento que data de la Edad de Hierro en un entorno magnífico (situado en una pequeña península rocosa separada de la tierra por un istmo de arena) y unas vistas espectaculares!! El Castro se encuentra en la parte más alta, desde donde se contemplan las aguas del Atlántico y de la ría de Muros y Noya. Esta visita la hicimos con nuestro hijo en la mochila, porque con carrito es imposible. El coche se deja en la entrada (donde hay un bar), el acceso es gratuito y está todo bastante bien indicado. De vuelta a Santiago hicimos varias paradas para contemplar la costa. Llaman mucho la atención los acantilados.

Pincha aquí para ir a google maps y ver la ruta.

 

.

Quizás muchos echéis en falta la visita al Faro de Finisterre. Como no disponíamos de más días y viajábamos con un bebé de un año, la dueña del hotel nos aconsejó mejor quedarnos un día entero conociendo la ciudad de Santiago y hacer la ruta que acabo de explicar.  

.

CUARTO DESTINO: Era nuestro onceavo día por tierras Gallegas. Seguíamos subiendo hacia el norte y cada vez el paisaje me enamoraba más. Ya no queríamos visitar más ciudades, queríamos naturaleza, bosques, acantilados y puesto que como las vacaciones se estaban acabando y tendríamos que coger coche para bajar hasta Valencia, queríamos un par de días de relax. Nos hospedamos en el Hotel Rural Casal de Mouros (abajo explicación y también link), en la localidad de Betanzos.

Llegamos después de comer y esa tarde nos quedamos en el hotel descansando, tomando una copa de vino y jugando con nuestro hijo.

EXCURSIONES DESDE HOTEL RURAL CASAL DE MOURO

Al día siguiente nos levantamos y fuimos a Las Fragas do Eume (pincha aquí para ver google maps). Este bosque es simplemente ES-PEC-TA-CU-LAR, un “must” que no te puedes perder.  

Hay varias formas de recorrer el parque (andando, en bicicleta o en autobús)  y dos caminos (asfaltado o sendero con diferentes tramos de dificultad). El acceso es gratuito y solo se paga si quieres coger el autobús. La mejor forma de conocer el parque es sin ninguna duda a pie. Es un trayecto de 11 km. con una duración aproximada de tres horas (nosotros nos entretuvimos mucho a observar y hacer fotografías). Al llegar al final de camino, hay una importante subida de 500 metros (empujar el carrito nos costó un poco, pero no hay peligro alguno) donde llegas al Monasterio de Caaveiro con visitas guiadas y unas espectaculares vistas a la “fraga” magica. Nosotros fuimos andando por el camino asfaltado (carretera muy estrecha) y la vuelta la cogimos el autobús.

Las Fragas do Eume, es un bosque de robles, chopos, fresnos, alisos y más de 20 especies de helechos. A veces la vegetación es tan tupida que apenas deja pasar la luz. Este bosque umbrío tiene un río, fuentes y cascadas. Aquí no hay u solo verde, aquí hay mil verdes !!!.Y escondido en el corazón del bosque, el monasterio de Caaveiro, con más de 10 siglos de historia.

Por la tarde, antes de ir al hotel estuvimos visitando el Betanzos.

 

 

 

.

Al día siguiente, decidimos quedarnos en el hotel relajadamente disfrutando de la piscina, de la naturaleza, de la tranquilidad que ofrece el entorno y sobre todo de nuestro hijo.

.

En nuestro catorceavo día, nos levantamos pronto e hicimos una excursión por la costa para visitar pueblos curiosos, abruptos acantilados y perder la vista en el horizonte.

La ruta fue (pincha aquí para ver google maps): Betanzos-Punta Frouxeira-Los acantilados de Cedeira-San Andres de Teixido-Ortigueira-Betanzos

De camino a San Andres de Teixido hicimos dos pardas para contemplar el ocáno y los acantilados. Primero en Punta Fruxeira y después en Cedeira. Punta frouxeira es un enclave perfecto para observar el atlántico con unas vistas espectaculares. Mirando hacia el océano (dejando el faro atrás) se contempla una mini-colina. Es la entrada a los túneles militares. A la izquierda del Faro se puede contemplar la Ermita de La Virgen del Puerto, construida directamente sobre los acantilados y a la que solo se accede cuando la marea está baja.

.

Antes de llegar a San Andrés de Teixido hicimos un alto en un mirador donde había un banco. Ese día no había casi gente, por lo que pudimos disfrutar las vistas. Llegamos a la hora de comer. Es un pueblecito pequeñito donde no hay mucha oferta hostelera. Nosotros nos sentamos en la terraza del bar Os Loureiros. La comida es casera y el dueño muy amable y atento. Estar allí, es como como estar en otra época. Completamente recomendable está excusión

 

.

La leyenda dice: "A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo"  (A san Andres de Teixido va de muerto el que no fue de vivo).

El que no vaya al santuario de San Andrés en vivo, lo tendrá que hacer en la otra vida en forma de insecto u otro animal reptante antes de que el alma sea liberada. Por ello es obligada la visita a este templo, dicen que es una puerta a otra dimensión. Por esto, hay que prestar especial atención a los pequeños animales que nos encontremos en la ruta pues ellos podrían ser almas en el purgatorio en su camino hacia San Andrés.

Este pueblecito se encuentra a 140 m sobre el mar, en un marco de incomparable belleza Es tan hermoso llegar a la iglesia, como el camino o caminos que se han de recorrer para llegar hasta aquí. Alrededor, son todo agrestes acantilados gigantescos, tan grandes que se dice que son los más altos de Europa central y del Sur. En Europa tan sólo alguna elevación de los fiordos noruegos los superan.

Al llegar a este pueblecito hay que beber de los tres caños de la Fuente del Santo. Todos los lugareños poenen puestos de souvenirs en la puerta de su casa y se encargan de mantener vivo el icono de San Andres de Teixido., regalando ramilletes de hierba de enamorar y vendiendo amuletos de vivos colores fabricados con migas de pan endurecido.

.

  

 

.

Después de comer y visitar el pueblecito pusimos rumbo a Ortigueira. Este paisaje es indescribible, hay que verlo y setirlo. En los montes hay lagos, y los caballos salvajes y vacas pacen tranquilamente. Hicimos parte del camino, pero las nubes estaban bajando y cada vez habia más niebla. Como no conocíamos la carretera dimos media vuelta y regresamos al Hotel.

Ortigueira es un pendiente en nuestra lista de vacaciones.

.

El último día por tierras gallegas fuimos a visitar la Playa de las Catedrales, nombre que toma por la similitud que tienen sus formaciones rocosas con los arbotantes de las catedrales góticas. Llegamos antes de comer, cuando la marea aún no había bajado del todo. Quisimos llegar pronto para poder aparcar cerca de las escaleras que bajan a la playa y no encontrar demasiada gente. Es aconsejable reservar la visita, nosotros lo hicimos a través de la pagina web un par de días antes. En el paseo, hay una caseta donde validan las entradas (papel que previamente has tenido que imprimir). Comimos pronto en el restaurante que hay para empezar la visita. A la playa se accede escaleras que te llevan hasta la arena y una vez allí tienes como unos 1400 metros que recorrer, entre grietas, pasadizos y galerías que se forman en las rocas. Paseando entre los muros de roca te sentirás insignificante ya que algunos de los arcos que se forman pueden alcanzar los 30 metros de altura. Al principio me daban reparo las escaleras (llevábamos a nuestro hijo en mochila de porteo), pero la verdad es que se bajan y suben sin ningún problema. Es aconsejable llevar sandalias puesto que hay zonas con agua. Después de visitarla, puedes recorrer la parte superior del acantilado admirando una perspectiva distinta de las formaciones rocosas. Es curioso ver como el nivel del agua baja y a la tarde vuelve a subir.

Pinchando aquí horario de las mareas.

 

 

 

Tras la visita, pusimos rumbo al hotel. Teniamos que preparar la maleta. Al día siguiente , después de desayunar pondríamos rumbo a casa.

.

RESUMEN: 

  • Día 1 (domingo): Valencia - Puebla de Sanabria (Zamora)
    • Hotel Parador. Perfecto para ir con niños: tiene jardín, terraza y piscina.
  • Día 2 (lunes): Puebla de Sanabria – PontevedraDía 3: Pontevedra ciudad
    • Hotel apartamentos Dabarca. Tiene buena ubicación, pero la salida directa a la Alameda se hace por la parte trasera y hay que subir un piso andando. Si vas con carrito es la única pega que le sacaría. Nosotros salíamos por la parte trasera (más rápido y evitas una cuesta) y al regresar al hotel, entrabamos por la entrada principal.
  • Día 4: Pontevedra ciudad
  • Día 5: Por la mañana Playa de Sansenxo y por la tarde Isla de la Toja
  • Día 6: Por la mañana Isla de Aurosa y por la tarde Cambados
  • Día 7: Por la mañana Ruta del piedra y agua y por la tarde Monasterio de Armenteira y Combarro
  • Día 8 (domingo): Pontevedra – Santiago de Compostela
    • Hotel B -Nor: El hotel lo cogimos dos días antes, por lo que no había mucha oferta en la ciudad. La habitación era muy pequeñita y eran dos camas juntas, pero a su favor diré que eran cómodas, la dueña era muy agradable y tenía buena ubicación)
  • Día 9: Santiago de Compostela
  • Día 10: Por la mañana Muros y Noya y por la tarde Castro de Baroña
  • Día 11: Santiago de Compostela – BetanzosDía 12: Fragas do Eume
    • Hotel Rural Casal de Mouros: Este precioso hotel rural os lo recomiendo con los ojos cerrados. Una ubicación espectacular si buscas tranquilidad, los dueños muy cercanos, jardín con piscina, buena calidad en la comida, habitaciones confortables. Como veréis, no le puedo sacar ninguna pega y además había más familias y después de cenar en el comedor nos íbamos a la estancia común y mientras los niños jugaban, los papas nos tomábamos una copa hablando tranquilamente o jugando todos con los niños.
  • Día 12: Fragas do Eume
  • Día 13: Hotel Rural Casal de Mouros
  • Día 14: Por la mañana Punta Frouxeira y Los acantilados de Cedeira. Por la tarde San Andres de Teixido y Ortigueira
  • Día 15: Playa de la Catedrales
  • Día 16: Hotel Rural Casal de Mouros - Valencia

.

Siempre recordaré el color del agua de las rías, sus playas cristalinas y vírgenes con arena blanca, sus acantilados, su color verde, sus bosques, sus leyendas, su historia y su cultura. Recuerdo que cada vez que conocíamos un trocito nuevo de esta bonita tierra pensaba “me quiero quedar aquí, quiero seguir conociendo Galicia. Y es que aun no nos hemos ido y ya sé que quiero volver”.

 

.

.

 

Publicado el 11/8/2017 en Viajes

       

RSS 2.0 (Viajes) RSS 2.0 (BLOG)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Envios gratuitos

¡Envios Gratuitos!

a partir de 75€

¡Cambios gratis! 

España  

contacta con nosotros

hola@universo-mini.com

Contacta con nosotros!

horario y telefono de universo mini

+34 96 230 24 27

L-V: 10H-14H 17:00H-20:00H

SABADOS: 10:30H - 14H

Pago seguro

PAGO 100% SEGURO 

 paypal

cupones descuento tiendas online de España